Familia, Recuerdos, Reflexiones, Ronda, Semana_Santa

La cuestión es sufrir.

20070217152636-viernes-santo-1967-560-COLLAGE

Hoy en España y sobre todo en el sur, es día de recogimiento y fervor católico. O al menos así era hace tiempo.

Últimamente desde que he pasado de los 60 años parece que estoy más “recordona”, más en plan contar batallitas antiguas. Lo que yo le criticaba a mi padre ahora lo hago yo…

Bueno a lo que iba; en estas fechas me viene a la mente los años en mi pueblo -Ronda- cuando yo salía a ver las procesiones y a cumplir con todos los preceptos que indicaba la religión al respecto.

A partir del jueves santo, la música de la radio, ya que no había otra cosa, no se oía en casa, no se podía levantar la voz, cantar o tararear melodía alguna, jugar en la calle o reír a carcajadas ni nada parecido.

Mi papá se ponía el traje negro de su boda, mi mamá su vestido más oscuro y nos ponían a mi hermano y a mí arreglados para ir a visitar los monumentos. Monumentos que no recuerdo bien que eran, pero algo así como altares dentro de las iglesias que había que visitar uno tras otro. Después de la cena salíamos de nuevo a ver la procesión de ‘Padre Jesús’ y tristes hasta el domingo de resurrección. Creo que yo veía “rasgarse el velo del templo” literalmente debido a mi imaginación exacerbada.

Una pena tan grande tenía yo, que parecía que ese hombre torturado y muerto era mi tío o cualquier familiar mío. Hasta lloraba viendo algunas representaciones de dichas torturas, con esas carnes llenas de heridas y la sangre chorreando por el cuerpo; o a su madre detrás llorando por lo que le hacían a su hijo…

¡Uf! ¡Cuánto sufrimiento para unos niños que no llegábamos a los 10 años de edad!

En fin, hoy ya no sufro nada por eso, ahora sufro por las personas torturadas y muertas debido al interés de unos oligarcas. Y esto es real.

 

 

Carnaval, En mi humilde opinión, Pascua, Pensamientos, Reflexiones, Semana_Santa

Pronto estaré ofendida.

macarena_madrid_manto_malla-COLLAGE

Los católicos sean ultras o no, se están molestando mucho estos días porque un drag canario ha ofendido su fe haciendo espectáculo de unos símbolos suyos.

También se ofenden porque hay niños y niñas homosexuales o trans, etc. Para ello hacen notar su protesta sacando a las calles un autobús “moralizante” (menos mal que no es un tanque armado)

Dentro de apenas un mes, las calles españolas se llenarán de pasos de semana santa con toda clase de lujos exagerados. Un trozo de cualquiera de las joyas de algunas vírgenes solventaría económicamente algunos grandes problemas, de aquí y de otros lugares.

No me puedo imaginar a la que dicen madre de Jesús de Nazaret, esposa de un carpintero, llevando encima semejante capital en joyas.

Ellos son los que predican la pobreza y los que pasean sus imágenes cargadas de esmeraldas, rubíes, zafiros, oros, platas y demás metales y piedras preciosas. Luego van pidiendo dinero para los pobres, las misiones y otras “causas cristianas”

A mí personalmente esa ostentación de  riqueza me ofende y mucho. Bueno y otras cosas también, pero esa es otra historia.