Oír radio: mi vicio.

aparato-de-radio

¡Bienvenid@ al mes de diciembre!

En España nos gobierna el partido popular, al que yo no he votado. Las radios que puedo escuchar en mi casa están del lado de dicho gobierno queriendo manipularme de distintas maneras. O tratando de enfadarme más aún de lo que ya lo estoy. ¿Que con el anterior gobierno del partido socialista era lo mismo? Es verdad, por eso dejé hace tiempo de sintonizar esas emisoras.

De vez en cuando pongo alguna radio fórmula de esas de discos “chunta-chunta” pero sólo aguanto un ratillo.

Por eso me pasé a oír Radio Clásica de Rne. Hoy escucho en esa emisora que según el estudio general de medios han subido la audiencia espectacularmente. Por lo visto no soy la única que está hasta el gorro de la Ser, Radio 1, la 3, la Ser, Onda Cero, Cope etc. Somos cada vez más los que no nos creemos nada o por lo menos nos defendemos de las soflamas de un lado o del otro dentro del espectro de los partidos españoles.

O sea que me estoy cultivando una barbaridad con esta huida hacia la música clásica.

Me alegro.