Un día en mi vida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Empezó Septiembre con la marcha en masa de los asiduos veraneantes a nuestro pueblo.

Ya se puede pasear por las calles de Chipiona e incluso saludar a las personas conocidas, ¡adiós fulanito! ¡hasta luego menganita! ¡me alegro verte chiquilla!…etc.                            Ya tú sabes, lo propio de un pueblo pequeño.

Ahora es buen momento para emprender cualquier labor que tengamos pensada, para poder dejar de hacerla luego con una buena excusa. Empezar una dieta, ir a clases de bailes de salón, apuntarnos un año más al gimnasio, clases de cocina…

Para mí, que en este año 2018 que nos llegará dentro de tres meses, cumplo sesenta y cinco años de vida, la única propuesta que tengo es vivir con la mayor calidad de vida posible cada minuto hasta el año próximo.                                                                                  Ya con eso me conformo. Si encima aprendo filtiré sería demasiado.

Carragenanos ricos y con fundamento.

76130338313171.jpg

Yo desde hace tiempo deje de escrutar hasta la saciedad todos las etiquetas que traen los productos que compro, ya que si lo hiciera, el día de ir al supermercado se convertiría en un día muy largo. Desde hace unos días nos vienen abrumando con el aceite de palma, que si es malo, que si es bueno, que si esto que si lo otro…

Esta mañana desayunando mi tostada con aceite acompañada de un buen café con leche evaporada Ideal, se me ocurre mirar la etiqueta de la composición de dicho lácteo.  ¿Para qué se me ocurrió?

leche-evaporada-dieta-dukan

Al llegar al final y leer el espesante “Carragenanos” me quedé algo sorprendida por el nombre que no había escuchado en mi vida, así que me fui a Google a ver qué puñetas era ese espesante. Encontré esto que puedes ver AQUÍ 

Cuando llegué al párrafo en que decía entre otras cosas: “…estudios en animales han observado enfermedades como colitis, úlcera; la producción de alergias, ralentización del crecimiento, puede disminuir la absorción de minerales esenciales y favorece la producción de tumores.”…  dejé la lectura y mi afán de información para seguir tomando el café con carragenanos que me supo a gloria.