Morir, cuestión de tiempo.

N. y María

Has muerto de repente, en un grave accidente de tráfico.

Cuando me enteré me quedé en shock. Pero eso es algo que desde hace mucho te podía haber ocurrido en tus otros viajes tan arriesgados como peligrosos.

Pero, claro, yo creía que tú eras invencible. Y no, esta vez te ha vencido un camión chocando de frente contra tu autobús, en un país que para ti era una incógnita al mismo tiempo que muy deseado.

Me levanto cada mañana y pienso que tú ya no sufrirás estos dolores en las articulaciones o la espalda y me voy conformando y pienso que por lo menos de esto te librarás.

Siempre fuiste la más valiente de todas nosotras, la más arrojada y la que menos temía a los avatares de la vida. Sobre ti y tu modo de vivir siempre había que discutir. Para mí fuiste un ejemplo a seguir y esperaba ser como tú en algún momento. Cosa que no conseguí.

El otro día te hicieron un funeral de los que a ti te disgustaban tanto, pero claro, ante una tragedia de esta magnitud ¡qué se puede decir! Ya tú ves, estuvo hasta el ministro del interior… Me callo.

Te has ido y morirse es cuestión de tiempo. Todos nos iremos.

4 comentarios en “Morir, cuestión de tiempo.”

    1. En la India un camión que chocó con unos rondeños que venían de la fundación Vicente Ferrer. Una de las fallecidas era ella.
      Besos Alfonso y gracias por comentar.

      Me gusta

    1. Hay que recordarla para que siempre viva en nuestro recuerdo.
      Besos y a ver si nos vemos pronto y lloramos juntas…o no.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.