Inicio » Reflexiones » Vivir es un regalo

Vivir es un regalo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A veces buscamos lo más complicado para ser medianamente felices y como es obvio, fracasamos.

Estar bien de salud, tener para comer suficiente cada día, vestir adecuadamente y gozar de algún tipo de ocio debería bastarnos. Pero no, todo eso es de “pringados”, conformistas, “sinsangres” etc. etc… Queremos ser los más bellos de la reunión, tener los vestidos más caros, los coches más rápidos, las casas más lujosas, los hijos mejor preparados.

Llega en unos días el verano y claro hay que hacer por reducir las grasas sobrantes del invierno. Hacemos la “operación bikini”, nos pagamos una lipo o, ya puestos, nos cambiamos la cara del todo a ver si así nos sale el mejor novio de toda la playa. Sacar dinero de debajo de las piedras para costear un buen apartamento en primera linea de playa o una casa rural muy cuca en plena montaña de moda.

Observa a tu alrededor en la playa, piscina o en el lugar que estés de vacaciones y verás a la mayoría tostándose al sol el cogote, debido a que están mirando el móvil todo el tiempo. ¡Algo se están perdiendo, seguro!

Mañana hace 22 años que sufrimos un accidente de tráfico en coche y del que por poco no salimos. Así que la vida desde entonces la veo de otra manera más sencilla. Eso sí, con mis gorduras, arrugas y vestidos de otras temporadas, pero, oye, intentando ser un poco feliz.

 

4 pensamientos en “Vivir es un regalo

  1. Pero qué razón tienes mi amiga!!!! La felicidad no viene de fuera, sale de dentro. Poder compartirla con alguien maravilloso, es un regalo añadido.
    Mil besitos a los dos

    Me gusta

  2. Por supuesto que nadie valora lo que tiene. ¡Yo me paso el año entero soñando con la semana de vacaciones que pasaré en Chipiona! ¡El año entero!

    Me gusta

  3. ¡Qué razón tienes, María! Porque lo verdaderamente estúpido es que justamente nos olvidamos de vivir y lo perdido no se recupera.
    Un beso enorme.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.