Maldito/Bendito WhatsApp

image

La pregunta que cada vez oigo con más frecuencia es:
¿Cómo nos las apañábamos hace poco sin WhatsApp?

Fontaneros, albañiles, herreros, distribuidores, transportistas, promotores, artistas y un largo etcétera, trabajan con este tipo de mensajería.
Los hijos, padres, amigos y conocidos estamos todos bajo la eterna cariñosa vigilancia de esas señales grises o azules que nos indican si estamos vivos o muertos. Si hemos tardado o no en responder empezamos a alertarnos y pensar en avisar al WhatsApp del 112 o al 061.

Aún recuerdo cuando en la otra casa en que vivía aquí en Chipiona, la única vecina de la calle que tenía teléfono, me avisaba a voz en grito de la llamada de mis padres para saber de mí.
Apenas si han pasado 30 años de eso y parece que fue en la Edad Media.
¡Uy! Termino ya, que me silba mi WhatsApp.

image

A veces cuando uno se cae, el sentimiento de estar “fastidiando” a los que quieres y te quieren te hace olvidar el propio dolor.
Hoy estoy recuperándome en el hospital y pronto estaré en casa.
¡Qué movida cuando llega el imprevisto! Como decía mi abuela: La salud primero y ya luego hablamos de lo demas.
Ea, pues a seguir bien.

Terror. No sé yo si…

plantas

(El artículo 578 del Código Penal, que castiga el delito de enaltecimiento o justificación del terrorismo, se agrava cuando la conducta resulta “idónea” para alterar gravemente la paz pública o crear un sentimiento de inseguridad o temor a la sociedad o parte de ella.)

Me da asco leer, escuchar, ver más noticias sobre “terroristas titiriteros” que luego resulta que no lo son. A mí, en particular, no me gusta su representación, ni quiero ver ahorcados o violadas en ningún formato. De ahí, a la represión que ha cometido la justicia con ellos, va un abismo. La verdad es que me da vergüenza ajena.

Eso es como si meten en prisión a un pintor por un lienzo obsceno o al autor de una obra de teatro lo destierran… -espera, espera, que esto ha ocurrido ya-… pues no sirve de ejemplo. Total, que España está quedando a nivel mundial como lo que en realidad es: un país de mangantes y gobernado por personas absolutamente ineptas.

No estamos en primavera, pero ya están brotando alhelíes, pensamientos, kalanchoes,  etc.  Mirando esta mañana mis flores tempranas, pienso que como humana no merezco tanta belleza por parte de la naturaleza.

¿Nos están distrayendo de algo? Creo que sí.

Cuanto más nos desorientan nuestras pasiones, más seguros estamos de ver las cosas con claridad.

Querido abuelo desconocido

17813702-ilustraci-n-de-dibujos-animados-Antiguo-hombre-sentado-banco-Foto-de-archivo

Vuestro abuelo Manuel sabe que sois cuatro sus nietos, porque alguien de Ronda se lo ha soplado.

Igual por estas fechas ya sois más.

Sus dos hijos, que eran pequeños, le adoraban, pero su madre prometió que como él se fuera de casa y se divorciara, no volvería a verlos a ellos nunca más. Tal amenaza se cumplió y nunca hasta hoy los volvió a ver.

Hoy el abuelo Manuel cumple 69 años.

Sigue sin poder ver ni saber nada de sus hijos, vuestros papis.

Aunque sin conoceros, os quiere mucho y os necesita en su corazón igual que a sus hijos queridos.

¡Ojalá algún día lo podáis conocer!

Os aseguro que es una persona maravillosa.