Inicio » Reflexiones » “Noche mala”

“Noche mala”

niño África

Son casi las seis de la tarde del 24 de de diciembre,  día en el que la noche es buena porque lo dicen todos.

Imagino las casas en las que se celebra que esta noche es buena:

Las cocineras y cocineros ultimando las opíparas viandas que pondrán en las mesas como si no hubiera un mañana.

Cantidades ingentes de comida, por lo general muy caras, que en muchos casos acabarán en el cubo de los desperdicios.

Sentados a las mesas de estas casas habrá una mezcla rara y variopinta de personas que no se tienen un cariño demasiado grande. Pero claro, esta noche es noche buena y hay que derrochar hasta la fatiga.

Lo peor es oír al día siguiente que se han hartado de comer y no pueden ni abrir la boca para probar nada.

Yo me pregunto año tras año ¿Sabrán estas personas que hay una gran mayoría de la humanidad que pasa hambre como cada día de su vida? ¿Sabrán que ofenden a los que no tienen apenas nada que comer?

Si compartiéramos algo de lo que derrochamos el mundo sería de otra manera.

Ya sé que no pega escribir hoy estas cosas, pero es que hay muchos que esta noche seguirá siendo para ellos una noche mala.

Ea, pues eso.

5 pensamientos en ““Noche mala”

  1. Lo siento María te leí ahora.
    No puedo estar más de acuerdo contigo.
    Hubo una época en la que la Navidad me hacía daño y si lo decía en voz alta me lapidaban… ¿¿Cómo no te va a gustar la Navidad?? Nadie se daba cuenta que en Navidad te obligan a ser feliz por cojones y si tienes pena, además que te den por el culo… La Navidad es injusta para quien no tiene nada que comer tanto como para los que su mesa está llena de comida pero vacía de las personas que quieres. En fin, nos venden la Navidad como la mejor tradición y es la mayor de las contradicciones.

    Me gusta

  2. Son las 2,30 de la mañana del 25 de Diciembre, vengo de cenar con mi familia, comida fresca porque es verano y comemos liviano, un par de rodajas de carne, ensalada, helado y turrón.
    No creo que existan muchas familias en el mundo que den opiparas cenas a sus invitados, eso se ve en las peliculas, la realidad es diferente y soy una persona que goza de buen nivel economico pero eso no me hace perder la cabeza
    Hay hambre en el mundo y no voy a sentirme culpable por tener un plato de comida y celebrar el nacimiento de Jesus
    Eso si, doy comida a los pobres (y no sobras) ayudo como puedo con ropa, alimentos y mi tiempo y tengo la lucidez como para saber que yo sola no voy a poder acabar con el hambre del mundo
    No te amargues por la felicidad o el dolor ajenos, la vida no es justa, lo se.
    Un beso grande

    Me gusta

    • En el pueblo en que vivo, no en las películas, no creerías las mesas que ponen. Encima van y te envían fotos que no quiero reproducir ya que me da vergüenza ajena… Se derrocha mucho. Por lo menos en mi pueblo.
      Un beso enorme para ti.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.