Reflexiones

Adiós año 15

29 Diciembre 2015
Portulacaria Afra

Pues no me quiero despedir del año con una mala cara ni una protesta.

Lo que más tengo son plantas y flores y con ellas digo hasta luego a este año que me ha devuelto la visión perdida y ha conservado mi vida como estaba que no es poco.

Bueno, quitando alguna mala caída de mi querido compañero, no puedo despotricar de este año 15.

¡Ojalá el 16 sea igual o parecido!

A ti que me lees, te deseo salud y suerte.

 

Reflexiones

“Noche mala”

niño África

Son casi las seis de la tarde del 24 de de diciembre,  día en el que la noche es buena porque lo dicen todos.

Imagino las casas en las que se celebra que esta noche es buena:

Las cocineras y cocineros ultimando las opíparas viandas que pondrán en las mesas como si no hubiera un mañana.

Cantidades ingentes de comida, por lo general muy caras, que en muchos casos acabarán en el cubo de los desperdicios.

Sentados a las mesas de estas casas habrá una mezcla rara y variopinta de personas que no se tienen un cariño demasiado grande. Pero claro, esta noche es noche buena y hay que derrochar hasta la fatiga.

Lo peor es oír al día siguiente que se han hartado de comer y no pueden ni abrir la boca para probar nada.

Yo me pregunto año tras año ¿Sabrán estas personas que hay una gran mayoría de la humanidad que pasa hambre como cada día de su vida? ¿Sabrán que ofenden a los que no tienen apenas nada que comer?

Si compartiéramos algo de lo que derrochamos el mundo sería de otra manera.

Ya sé que no pega escribir hoy estas cosas, pero es que hay muchos que esta noche seguirá siendo para ellos una noche mala.

Ea, pues eso.

Reflexiones

Aquí estoy

Empieza una nueva legislatura y no ha ganado nadie.

Bueno, sí, hemos ganado todos, como siempre.

Vuelvo a esta plataforma porque yo soy así: contradictoria, cambiante, modificable, influenciable…y otros muchos adjetivos que no pongo aquí por no aburrir.

De vez en cuando escribiré y no habrá nadie que me lea. No importa.

 

¡Hola María! me alegra saber que sigues en el fondo de mí.